La falta de espacio es un problema habitual en muchos hogares. La superficie media de una vivienda en España está alrededor de los 80 metros cuadrados, en las ciudades no es extraño encontrarse con pequeños apartamentos de 40 metros cuadrados. Sin embargo, con un poco de imaginación y diseño podemos sacarle partido a esta situación.

La organización es fundamental

El tamaño de una casa es relativo, un piso de más de cien metros cuadrados sobrecargado de objetos puede llegar a transmitir la sensación de poco espacio.

¿Qué necesitamos realmente para vivir? Es importante plantearse esta pregunta y analizar qué elementos debe tener cada espacio para que cumpla su función, esto dependerá de cada persona y tendrá repercusiones en el diseño. Escoger una distribución equilibrada definiendo nuestras prioridades y unificar varios usos en una misma zona nos ayudará a obtener una buena distribución final.

¿Muebles grandes o pequeños?

Al disponer de poco espacio, mucha gente piensa que es mejor utilizar muebles pequeños. No obstante, lo que realmente se debe reducir es el número de muebles, disponer de menos mobiliario con mayor tamaño dará una sensación de continuidad y la estancia parecerá más espaciosa.

Escoge muebles a medida

Los muebles a medida resultan más caros pero son una excelente solución para sacar el máximo partido al espacio. Sobre todo si nuestra casa tiene una geometría difícil, este tipo de muebles se integrarán perfectamente en el espacio y optimizaremos la distribución.

Por otro lado, si buscamos una opción más económica, los muebles modulares también pueden ser una buena idea en habitaciones con formas convencionales, ya que podemos encontrar algunos que se adapten sin problemas.

Aprovecha la luz natural

La luz natural está estrechamente relacionada con la sensación de amplitud. Cuantas más ventanas y menos paredes tengamos más se percibirá este efecto. Una buena idea es utilizar colores que amplifiquen la luz, evitando acabados oscuros, y prescindir de las cortinas o usar tejidos muy ligeros.

No abuses de objetos decorativos

Sobrecargar la zona de complementos y accesorios transmite una sensación de poco espacio. Mantener el espacio despejado, evitando colocar objetos innecesarios, nos proporcionará un ambiente mucho más espacioso. En este tipo de casos “menos es más”.

Utiliza los espacios con creatividad

Analizar el espacio que tenemos y aprovecharlo al máximo es algo fundamental en una casa con pocos metros cuadrados. Si por ejemplo, disponemos de la altura necesaria podemos aprovecharla y crear una doble altura. Otra opción es utilizar camas plegables que nos permiten disponer de un gran espacio cuando no sea necesario utilizarlas.

¿Cuáles son tus consejos para decorar espacios pequeños? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *